logo analitycs

El proceso de Analytics y La Gestión de Conocimiento – Una Óptica Holística Hacia el Desarrollo

Una región, un país, una organización; todos estos son repositorios de capital intelectual: tecnologías, datos , información, y personas. Todos ellos pueden o no trabajar en concierto para generar valor particular y general hacia el desarrollo. El conocimiento como tal, y su gestión adecuada son la roca sobre la cual se debe construir una base sólida para alcanzar los fines estratégicos de una organización, no importa cuál sea su ámbito de operaciones. El desarrollo del capital intelectual posee como parte de su estructura la capacidad analítica. El proceso de Analytics es un medio de conocer y de generar acciones estratégicas y tácticas en cualquier tipo de organización.
Tanto a nivel gubernamental como privado hay problemas de toda índole los cuales requieren de soluciones creativas e innovadoras para contribuir al desarrollo de nuestra región. Esto es aún más claro en Latinoamérica donde los problemas abarcan una multiplicidad de factores a tener en cuenta y donde las oportunidades para catapultar la región hacia un desarrollo sostenible y próspero están ahí, latentes y solo a la espera de como poderlos accionar a través de nuestro propio ingenio.
Muy a menudo la gran barrera que existe para el progreso y la innovación es el atascarse en una visión de túnel, en un estatus quo confortable donde la función de requisitos operacionales del día a día toma precedencia sobre una mirada retadora y nueva hacia la verdad de un problema y a nuevas y posibles soluciones. Se puede pensar que, dado que algo viene funcionando lo suficientemente bien, para que molestarse con cambiarlo. Esta clase de pensamiento lleva a estagnación organizacional, al desperdicio de oportunidades, a la apatía de los actores involucrados en los procesos, y hasta a la permisividad hacia decisiones éticamente cuestionables para alcanzar las metas más fáciles.
El desarrollo de capacidades analíticas y de Gestión de Conocimiento busca hacerle contra a esa clase de tendencia. Es una mirada desde arriba, para ver el panorama completo de una problema dentro de su contexto económico, social, y nacional, y para poder generar procesos que atan todos los activos organizacionales hacia soluciones accionables para generar valor e innovación. El proceso de Analytics y la Gestión de Conocimiento abarcan una óptica holística hacia el desarrollo.
El proceso de Analytics y la Gestión de Conocimiento son la aplicación de metodologías y la generación de capacidades para crear y desarrollar soluciones que sean adaptables a las circunstancias y restricciones que rodean a las organizaciones de un país. Es decir, la aplicación de conocimientos dirigidos a mejorar en materia de innovación y competitividad, ya que estos se consideran en la actualidad, los principales motores de desarrollo.

Las organizaciones basadas en conocimiento generan estructuras operacionales para desarrollar la dinámica y el proceso de valor adicional aportado. Ahora bien, la capacidad de enfrentar la incertidumbre y manejar el riesgo, unido a la intuición y al arte de administrar, es el principio del conocimiento. Esto quiere decir que cuando se conoce se sabe lo que se enfrenta, se sabe cuál es el grado de interpretación adecuado para los hechos y la forma cómo ellos se deberán utilizar en una organización.

Los procesos para desarrollo de conocimiento y la implementación de soluciones están afectados por las estructuras organizacionales, los elementos de política interna y por relaciones entre los participantes, por los procesos, por recursos diferentes a los empleados, por los perfiles e intereses de los trabajadores, por la cultura y las reglas del juego; en una palabra, por el conocimiento. Y, a su vez, todos ellos, por las condiciones externas que pueden generar diferentes reacciones. Por consiguiente, en la Gestión de Conocimiento se requiere el desarrollo de etapas para constituir un sistema de mejoramiento y de logro en el desempeño general de la organización. Este desarrollo se inicia con la identificación de qué es lo que se hace y qué es lo que se sabe hacer; con la definición de qué se requerirá en el futuro y cuánto conocimiento ha de estar disponible; con el planteamiento de los elementos a medir, para identificar cómo los conceptos asociados pueden ser identificados y desarrollados. En una palabra, las organizaciones exitosas en materia de mejoramiento de la productividad y la competitividad son organizaciones que aprenden, que tienen estrategias para hacer que en la generación de conocimientos el aprendizaje tenga efectos positivos sobre los resultados de la organización.

A partir del concepto de inteligencia, entendida como la capacidad de enfrentar y resolver problemas específicos, surgen cada vez más, nuevas líneas de acción. Así por ejemplo, se han venido desarrollando la denominada inteligencia artificial, colectiva, estratégica, sintiente y muchos otros campos en los cuales se desarrolla la Gestión de Conocimiento y el proceso de Analytics como medios de mejorar el nivel de inteligencia. No obstante esta evolución en diversas direcciones, existen unos elementos comunes: el objeto de estudio de Analytics y la Gestión de Conocimiento es la diversidad de formas para abordar interdisciplinariamente, representar, acceder, compartir y utilizar sistemáticamente los diferentes tipos de conocimiento para resolver problemas; y, sobre todo, la búsqueda por lograr el mayor valor posible de los activos de conocimiento.

En términos generales, el proceso de Analytics y la Gestión de Conocimiento consisten en la apropiación crítica, recuperación, explicitación, tratamiento, registro, adaptación, potenciación, innovación, creación, transferencia y utilización del conocimiento que agrega valor, especialmente, por medio de la solución de problemas. La Gestión de Conocimiento es un catalizador que une los recursos humanos con los flujos de procesos de trabajo, utilizando para ello las diversas tecnologías digitales, para fomentar y facilitar los aprendizajes, el intercambio y la creación constante de saber. Es un instrumento estratégico que pretende maximizar el capital intelectual colectivo de una organización, de una región o de un país, en una o varias áreas temáticas y, así mismo, un mecanismo para generar organizaciones inteligentes, que aprenden y se renuevan continuamente.

A través de una óptica holística hacia el desarrollo, el proceso de Analytics y la Gestión de Conocimiento impulsan el uso inteligente de todos los componentes de capital intelectual. Su manejo adecuado es el vehículo para una vista amplia sobre los problemas específicos de una organización. Con su meta de renovación continua de sus recursos humanos y tecnológicos, el proceso de Analytics y la Gestión del Conocimiento apuntan hacia un desarrollo sostenible e inteligente que además habilita a los actores de cualquier organización de unirse al éxito de la misma.